columnas

barra

 

INICIO

 

Primera Epístola Universal de San Pedro; 5: 6, 9

- Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. - Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

 

 145-    Allí lo tienen, hermanos. A través de mansedumbre, a través de dulzura, a través del Espíritu Santo es que conquistamos. No algún gran y poderoso gigante intelectual, sino aquel que puede humillarse es el hombre que conquista. El hombre que puede ser tratado mal y todavía ser un siervo de Cristo, ese es el conquistador.

Apocalipsis Cap. 5/1 – 61-0611

¿Qué sucede que no hay unidad? ¿Porqué tantos ismos dentro del mensaje? La Iglesia En Problemas

 

Buenas Acciones

Bautismo Del Espíritu Santo

Carta Al Lector

 

El Evangelio De Juan

 

Pedro y Pablo